Hacer del Hospital de la Niñez una institución de prestigio por sus servicios y la preservación de la vida: Max Vargas


* Escasez de medicamentos e infraestructura, alto riesgo para la vida de los niños internados.

San Bartolo Coyotepec, Oax., 23 de Enero de 2012.- “La niñez oaxaqueña requiere de un hospital que redoble o triplique sus esfuerzos para recibir una atención necesaria en la curación de sus lesiones, enfermedades e incapacidades; para ello, se debe de dar especial apoyo al Hospital de la Niñez Oaxaqueña”, enfatizó el parlamentario Max Vargas Betanzos.

“El Hospital de la Niñez es una institución que tiene la gran responsabilidad de cuidar de la niñez oaxaqueña, sobre todo de aquellos infantes que sufren de enfermedades graves, delicadas y costosas en su tratamiento, como quemaduras y cáncer, entre otras, por ello, no debemos olvidar que la pobreza es un factor que determina la calidad de vida de las personas, sobre todo en uno de los sectores más vulnerables que son los niños, al estar más expuestos a contraer enfermedades”.

De ahí que se deba abastecer de recursos médicos –medicina, médicos, camas, para que los pacientes puedan sanar y no quedarse con el puro diagnóstico, es más, hasta ello debe ser proporcionado por el Hospital, pues muchas veces los escasos recursos de los progenitores quedan en manos de charlatanes o al no contar con el dinero para pagar los análisis que se requieren, los menores se agravan y a la postre, lamentable y desafortunadamente fallecen.

Vargas Betanzos, integrante de la Comisión Permanente de Derechos Humanos, al término de un recorrido que al igual que con su compañera legisladora Marlende Aldeco Reyes Retana, presidenta de la Comisión Permanente de Salud Pública,  realizó a este nosocomio, agregó que otro de los limitantes que ha tenido la administración federal y estatal en el servicio de salud es la escasez de medicinas, por lo que es un rubro que debe tener siempre presente la Administración Estatal.

“Muchas de las enfermedades de los infantes pueden ser tratadas desde sus lugares de origen, sin que tengan necesidad de viajar hasta los hospitales, y sin que corran el riesgo de agravarse. Si la escasez de medicinas se da en el Hospital de la Niñez que se encuentra a unos minutos de la capital, lo más seguro es que las casas de salud y las clínicas sufran el mismo desabasto”.

El gobernador del Estado y el Secretario de Salud, agregó, deben de estar atentos a lo que acontece en el Hospital con el fin de evitar que ocurran situaciones similares a lo sucedido hace algunos años en el Hospital de Comitán Chiapas, donde perdieron la vida varios niños al parecer por infecciones virales.

Hago un atento y respetuoso exhorto al gobernador Gabino Cué Monteagudo para que visite el hospital y tenga conocimiento de las necesidades que ahí se tienen, al mismo tiempo, se hace un llamado a la población en general para efectuar campañas de recolección de fondos, con aportaciones de dinero en efectivo, obras pictóricas o artísticas para transformarlos en equipo y medicina para el Hospital que se destinen a los análisis de los pacientes que estén propensos a padecer cáncer, pues en la actualidad ello corre por cuenta de los propios enfermos.

“Lo que se tiene que hacer es generar el prestigio del Hospital de la Niñez por la atención y los cuidados necesarios para preservar la vida de los pacientes, lo que se logrará con el adecuado y suficiente abasto de medicamentos y el mejoramiento de la atención del personal médico y administrativo, inclusive es de verse la posibilidad de modernizar en diversas áreas al nosocomio”, concluyó el también presidente de la Comisión de Asuntos Migratorios de la LXI Legislatura del Honorable Congreso del Estado.

Anuncios