Presenta Senador EPM propuesta de reforma para apoyar a madres solteras


·         Busca que se otorgue un apoyo económico temporal en caso de fallecimiento de las Jefas de Familia a hijos menores de 18 años

MÉXICO, D.F., a 27 de septiembre de 2012.- El Senador de la República por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), Eviel Pérez Magaña presentó ante el pleno de la Cámara de Senadores una propuesta para apoyar a madres solteras.

Destacó que la propuesta se trata de una Iniciativa con perspectiva de género, encaminada a garantizar el bienestar y la tranquilidad de las madres solteras, en condiciones de pobreza, lo que alcanza como beneficio adicional a las garantías constitucionales tocantes a los niños, niñas y adolescentes.

Sostuvo que la Iniciativa, representa un mecanismo de protección para grupos vulnerables, a través del subsidio responsable, que parte del replanteamiento de la nueva cobertura de seguridad social universal, reencauzando recursos en beneficio de los menores.

De acuerdo a la iniciativa se pretenden adicionar el rubro de la Sección Uno “Del Acceso a la Educación”; así como la Sección Dos “Del Programa Seguro de Vida para Jefas de Familia”, que contiene los artículos 36 Bis, 36 Ter, 36 Quáter, y 36 Quintus; y se reforma el segundo párrafo del artículo 33 de la Ley General de Educación.

La iniciativa que se propone, incorpora desde la Ley, el Programa Seguro de Vida para Jefas de Familia, y lo desprende de la fracción I del artículo 19 de la Ley de Desarrollo Social, que prescribe como prioritarios y de interés público, los Programas de Educación Obligatoria, en el marco de la eficacia y transparencia.

Las modificaciones planteadas por el Senador por el estado de Oaxaca pretenden otorgar un apoyo económico temporal en caso de fallecimiento de las Jefas de Familia para los hijos menores de 18 años. Lo anterior, dijo, como parte del principio de solidaridad y satisfacción de necesidades humanas como generador de políticas públicas, en el marco de la responsabilidad del Estado.

Consideró que los Legisladores no pueden cerrar los ojos ante la avasallante realidad que condena huérfanos al hambre y la delincuencia. Los niños y los adolescentes se deben a las aulas escolares sin pretexto alguno, “no debemos permitir que la lucha de las madres solteras no rinda sus frutos”, expuso el legislador oaxaqueño.

El ejercicio del bien que se propone, responde a una necesidad social ancestral pero vigente, desarrollado desde al ámbito del Ejecutivo, a través de la Secretaría de Educación Pública. El Programa plantea optimizar el destino de los recursos que esta Secretaría otorga, con una visión de beneficio transversal y de largo plazo, toda vez que redunda en la oportunidad de garantizar escolarización, en su acepción más amplia, meditó.

Recordó que más de 5 millones de mujeres son madres solteras en nuestro país, la situación se recrudece cuando estas tienen un bajo nivel educativo y no pueden acceder a empleos bien remunerados o tienen orígenes de nuestros pueblos indígenas, también con aquellas que siempre se han dedicado al hogar y quedan en total vulnerabilidad al separarse o perder a sus parejas.

Citó que el INEGI revela que un gran número de jefas de familia tiene carencias en sus hogares por darles un ejemplo: el 5% tiene piso de tierra, el 1% carece de luz y un 9% no tiene agua entubada.

En nuestro país hay 30 millones de mujeres que son madres. El 18% de ellas vive sin el apoyo de una pareja, agregó.

De ahí que se proponga incluir, la regulación relativa al Programa de Seguro de Vida para Jefas de Familia, en la Ley General de Educación Pública, con base en lo prescrito por la fracción I del artículo 19 de la Ley General de Desarrollo Social, como órgano rector de esta importante vertiente de políticas públicas en el marco de la Seguridad Social Universal, como responsabilidad del Estado.

Pérez Magaña convocó a sus compañeros senadores apoyar esta propuesta de reforma y sobre todo apoyar en ese reto a las mujeres jefas de familia que demandan de la Cámara de Senadores ese compromiso.

Anuncios