Con bebés virtuales, DIF Municipal previene embarazos en adolescentes


programa Un bebé, una responsabilidad, vive tu adolescencia3*A través del programa Un bebé, una responsabilidad, vive tu adolescencia informó a jóvenes  de escuelas secundarias sobre la responsabilidad que implica ser padre o madre

Con el programa Un bebé, una responsabilidad, vive tu adolescencia, el DIF Municipal de Oaxaca de Juárez pretende reducir el índice de embarazos entre jóvenes de 12 a 16 años, así como concienciarlos sobre la responsabilidad que implica el cuidado de una familia, para ello durante el primer bimestre del año ha visitado las escuelas secundarias técnicas número 1 y 108.

Durante una semana las y los alumnos de tercer grado recibieron el taller sobre prevención de embarazos no deseados, pláticas de sexualidad, plan de vida, plan familiar, prevención de adicciones y convivieron durante 48 horas con un bebé  virtual que demanda cariño y atención.

En esta ocasión, los padres y madres de familia también se involucraron en esta iniciativa y recibieron una plática en la que se les informó sobre el programa, con la finalidad de que se interesen y asuman su responsabilidad respecto a esta problemática, que de acuerdo al INEGI, en el estado de Oaxaca existen 22 mil mujeres entre 12 y 19 años que ya son madres de por lo menos un hijo, de las cuales, 1 105 viven en el Municipio de Oaxaca de Juárez.

programa Un bebé, una responsabilidad, vive tu adolescencia1Pilar Martínez Iturribarría, directora general del DIF Municipal declaró que el programa Un bebé, una responsabilidad, vive tu adolescencia ha impactado a 414 estudiantes de ambas escuelas y 293 padres y madres de familia. “Este programa también nos da la posibilidad de evitar la deserción escolar de las y los adolescentes”.

Señaló que los bebés virtuales son capaces de reproducir las necesidades reales de uno, de ocho a 82 días de nacido, el cual trabaja a través de sensores con los que demanda diversas acciones de atención y detecta actitudes violentas.

Explicó que a través de una pulsera magnética, que se enlaza con el muñeco, las y los estudiantes tienen por algunas horas, la responsabilidad de un hijo, con la cual  se registran los niveles de atención que se les brinda cuando sus necesidades lo requieran.

Después de este proceso, las personas beneficiarios del programa conocen el resultado de la evaluación, lo que les permite tomar conciencia de lo que implica ser padre o madre a esta edad.

Anuncios