Luis Felipe González Grijalva a recurrido a falsificar documentación que le ha permitido la impunidad y dejar en el desamparo a su hijo.


*La madre del menor teme fundadamente que el deudor alimenticio siga gozando de impunidad.

*El irresponsable padre procesado ha obtenido beneficios procesales ilegales e infundados, lo cual ha sido permitido por la autoridad jurisdiccional.

Información de Noelia INOCENTE ISIDRO.

En la Causa Penal No. 163/2011, radicada ante el Juzgado Primero de lo Penal del Distrito Judicial Centro del Estado de Oaxaca, Leticia Valdés Martell denunció a Luis Felipe González Grijalva por el delito de abandono de menor, “ya que desde el año de 2006 ha evadido cumplir con el pago que se le fijó en el juicio familiar correspondiente a la pensión alimenticia de su menor hijo”, aseguró la denunciante.

En el Toca No. 378/2005 radicado ante la Sala Familiar del H. Tribunal Superior de Justicia del Estado de Oaxaca, mediante Sentencia de fecha Díez de noviembre de dos mil seis, se condenó al deudor alimenticio Luis Felipe González Grijalva a cubrirle a su menor hijo una pensión alimenticia a la cual tiene derecho.

Por tal motivo, la señora Valdés Martell denunció penalmente a Luis Felipe González Grijalva, por el delito de abandono de menor, denuncia que después de ser integrada conforme a derecho, culminó en el ejercicio de la acción penal.

Una vez aprehendido el deudor alimentario, -refiere el abogado de Valdés Martell-  la Juez adscrita al Juzgado Primero Penal le concedió al entonces Procesado Luis Felipe González Grijalva el beneficio de la libertad bajo fianza. El Procesado optó por garantizar la caución solicitada, mediante la modalidad de hipoteca en favor del Gobierno del Estado, sobre un bien inmueble consistente en un terreno ubicado en San Francisco Tutla, Oaxaca, por lo que se ordenó su libertad provisional.

Resulta que el bien inmueble que sirvió para que el procesado obtuviera su libertad,  se trata de un bien sujeto al régimen de propiedad comunal, por lo que al ser inalienable e inembargable, no era idóneo para garantizar obligación procesal alguna.

Es importante hacer notar que el procesado Luis Felipe González Grijalva a recurrido en tres diversas ocasiones a falsificar documentación que le ha permitido la impunidad al dejar en el desamparo a su menor hijo y obtener beneficios procesales ilegales e infundados, lo cual ha sido permitido por la autoridad jurisdiccional.

Por tal motivo, -subrayó el abogado José Bonilla- por conducto del Ministerio Público se solicitó se abriera un Incidente de Revocación de Fianza y después de casi dos años de dilación procesal por parte de la Juez Primero de lo Penal Alba Osorio Velasco, con fecha 22 de mayo de 2012, finalmente resolvió el Incidente mencionado, mismo que declaró procedente y se ordenó requerir al procesado Luis Felipe González Grijalva para que en un término de tres días garantizara su libertad provisional que tenía concedida en el proceso, apercibiéndolo que de no hacerlo, se libraría en su contra, orden de reaprehensión.

Pero desafortunadamente, como sucede en el ámbito de la aplicación de justicia en Oaxaca, la Juez Primero de lo Penal Alba Osorio Velasco, sin que existiera fundamento legal alguno, ni suspensión que amparase al deudor alimenticio, se abstuvo de ejecutar la orden de reaprehensión correspondiente, no obstante las múltiples solicitudes que sobre el particular hicieron tanto el Ministerio Publico como la coadyuvante Valdés Martell, Osorio Velasco, se negó sistemáticamente a ello.

Con fecha 13 de diciembre del 2013, Leticia Valdés Martell presentó denuncia penal ante la Fiscalía Especializada en Delitos Cometidos por Servidores Públicos de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Oaxaca, por el delito de abuso de autoridad en contra de la abogada Alba Osorio Velasco, Juez Primero de lo Penal, denuncia que a la fecha se encuentra inactiva ya que no se han corrido los trámites necesarios para lograr su debida integración, considerando posiblemente que hay cotos de poder que han impedido camine esta denuncia.

Después de un largo camino –refiere Valdés Martell-, con fecha 21 de febrero pasado se logró que la nueva Juez Primero de lo Penal, Leticia García Soto, con ética y responsabilidad,  obsequiara la orden de reaprehensión en contra del deudor alimentario Luis Felipe González Grijalva, misma que fue ejecutada el 22 de febrero pasado, mediante una actuación profesional, ética y efectiva por parte de personal adscrito a la Procuraduría General de Justicia del Estado de Oaxaca.

“En virtud de que el procesado ha solicitado su libertad bajo fianza, la Juez Primero de lo Penal deberá de observar el Protocolo de Actuación para Quienes Imparten Justicia en Casos que Afecten a Niñas, Niños y Adolescentes elaborado en marzo de 2012 por la H. Suprema Corte de Justicia de la Nación, ya que se corre el riesgo de que nuevamente se le permita obtener su libertad mediante el otorgamiento de una hipoteca que no será de buena fe y que dejará en desamparo al menor acreedor alimentario, vulnerando sus más elementales derechos humanos”, aseguró a este medio José Bonilla, abogado defensor del caso del menor hijo de Leticia Valdés Martell.

Anuncios