Los niños consolidad su vocabulario al dormir.


Sleeping babyLos niños pequeños tienden a dormir durante largas horas, incluso tienen alguna siesta durante el día. Aunque se considera solo como un hábito de descanso, en realidad los pequeños se benefician mucho más, ya que refuerza el aprendizaje de palabras durante el sueño.

Investigadores de la Universidad de Tubinga y del Instituto Max Planck para la Cognición Humana y las Ciencias del Cerebro, ubicados en Leipzig, Alemania,  han realizado estudios con pequeños de entre 9 y 16 meses.

Uno de los experimentos consistió en mostrar a los niños imágenes de objetos a la vez que escuchaban nombres ficticios de los objetos observados. A los objetos semejantes entre si se les asignaba el mismo nombre, esto para estudiar su capacidad de memorización y de creación de categorías mentales.

Posteriormente los niños fueron divididos en dos grupos. El primer grupo tomó una siesta de una a dos horas. El otro grupo continuó despierto jugando en la sala o sentados. A ambos grupos se les tomó electroencefalogramas para medir su actividad cerebral.

Al finalizar el experimento los resultados fueron mucho mejores para los pequeños que habían tomado la siesta, ya que recordaban las palabras asignadas a las imágenes y lograban una mejor asignación de objetos a las categorías.

El encefalograma mostró que los conocimientos adquiridos se consolidan cuando el niño duerme. Se pudo observar que los nervios que se encuentran entre el tálamo y la corteza cerebral generan una actividad sincrónica de 10 a 15 ciclos por segundo; a esta fase se le llama “huso del sueño”.

Adicionalmente, en otros experimentos, se ha observado que los niños que duermen una siesta logran recordar lo aprendido incluso 24 horas después. Se llega a la conclusión que dormir, en el caso de los niños, ayuda a retener el conocimiento recién adquirido. Al parecer el “huso del sueño” va decreciendo conforme nos hacemos adultos.

Así que la próxima vez que vea a su hijo durmiendo la siesta no lo despierte, ya que está memorizando y consolidando su aprendizaje. Quizás usted podría tomar una siesta junto con él, no para mejorar su aprendizaje, sino que al despertar se encontrará más relajado y podrá hacer un mejor análisis de sus problemas para encontrarles una solución.

Andrés Meza.

Fuente:

http://www.correodelorinoco.gob.ve/investigacion/ninos-aprenden-palabras-mientras-duermen/

Anuncios